Trastornos de ansiedad

Vivir con mucha tensión y agitación física y psicológica

¿Qué es la ansiedad y cuándo se considera un trastorno de ansiedad?

Los conceptos ansiedad, estrés, angustia y miedo se utilizan muchas veces como sinónimos, aunque tienen algunas diferencias entre ellos.

A veces no es fácil identificar si lo que estamos sintiendo es ansiedad, y es por eso que puede ser útil diferenciarla de otros conceptos muy próximos como el estrés, la angustia o el miedo. 

En la angustia existe un predominio de síntomas físicos, la reacción del organismo es la paralización y de sobrecogimiento, y la persona no es consciente de lo que le ocurre con facilidad.

En la ansiedad se da un mayor dominio de síntomas psíquicos, la sensación es de ahogo y peligro inminente, y se presenta una reacción de sobresalto con el intento de encontrar soluciones eficaces para afrontar la amenaza.

El estrés hace referencia a una situación concreta, mientras que la ansiedad se expresa en reacción a hechos estresantes. Algunos autores sitúan la ansiedad como una expresión de estado agudo de estrés.

Sobre el miedo tenemos que saber que es una emoción que aparece frente a estímulos presentes, a diferencia de la ansiedad en que el peligro es futuro, indefinible e imprevisible. El miedo se trata de una respuesta normal y necesaria y es mucho menos intensa que la ansiedad que llega a perturbar y es irracional. Tanto la ansiedad como el miedo son mecanismos evolucionados de adaptación al entorno que ayudan a la supervivencia. 

Sea como sea, la ansiedad es una parte de la experiencia humana, una emoción que genera agitación e inquietud fruto de la percepción de un miedo que no se puede atribuir a un peligro real, y que se expresa en forma de crisis o como un estado persistente y difuso, pudiendo llegar al pánico. Un cierto grado de ansiedad es bueno ya que nos empuja a superar retos, funciona como un motor de activación hacia el futuro.

El problema se encuentra cuando la ansiedad es muy intensa y persistente, y es cuando podemos hablar de trastorno de ansiedad. En este sentido, podemos diferenciar entre la ansiedad rasgo y la ansiedad estado.

Ansiedad rasgo

La ansiedad rasgo se entiende como una tendencia individual del tipo de personalidad a responder de forma ansiosa, es decir, una tendencia a interpretar las situaciones como una amenaza o un peligro. Otras personas en cambio, no responden concibiendo importancia a las mismas situaciones.

Ansiedad estado

La ansiedad entendida como estado se asimila a una fase transitoria y variable en intensidad y duración, y se caracteriza por una activación del sistema nervioso y del cuerpo y una percepción consciente de tensión en los pensamientos. 

Síntomas de los trastornos de ansiedad

Cada trastorno de ansiedad se caracteriza por la expresión de unos síntomas particulares. Además, cada persona tiende a expresar unos más que otros. Los síntomas aquí descritos son los más comunes de los que se dan en los diferentes trastornos de ansiedad.  

  • Síntomas físicos de la ansiedad: tensión muscular, fatiga y falta de energía, palpitaciones, escalofríos, temblores en extremidades o en la voz, sudoración, opresión en el pecho, sensación de ahogo, nauseas, molestias abdominales, mareos, sonrojarse, etc.
  • Síntomas psicológicos de la ansiedad: preocupación excesiva a una situación no real, irritabilidad, miedo a morir o perder el control, amnesia selectiva, sentimientos de extrañeza, conductas evitativas ausencia de reactividad emocional.
  • Síntomas conductuales de la ansiedad: dificultad para conciliar el sueño o sensación de tener un sueño insatisfactorio
  • Síntomas cognitivos de la ansiedad: dificultad de concentración, sensación de irrealidad, falta de memoria, dificultad para pensar claramente y tomar decisiones, baja productividad, etc.
  • Síntomas sociales de la ansiedad: temor a situaciones donde podrías ser juzgado, angustia por sentir vergüenza o humillación, temor extremo en interactuar, temor a que los demás puedan notar que se siente ansioso, dejar de hacer algunas actividades o dejar de hablar con personas por miedo a sentir vergüenza, evitar situaciones donde se puede ser el centro de atención, después de un encuentro social analizar la interacción.

Causas más comunes de los trastornos de ansiedad

Como sucede en cualquier trastorno psicológico, los trastornos de ansiedad probablemente surgen de una interacción compleja entre factores biológicos y ambientales,  por lo que no tiene nunca una única causa. Las causas más comunes son:

  • Factores genéticos aunque no se conoce el grado de incidencia
  • Una estructura de personalidad con tendencia ansiosa
  • Haber estado durante mucho tiempo viviendo una situación de estrés
  • Haber vivido una situación de estrés elevado aunque puntual como una catástrofe natural o una pandemia
  • Vivir situaciones que provoquen una elevada carga emocional
  • Historia familiar de negligencia, historia de trauma
  • Tipo de apego inseguro

Tipos de trastornos de ansiedad más comunes

Trastorno de Ansiedad generalizada

Se trata de mantener una ansiedad y preocupación excesiva y difícil de controlar, sobre diferentes ámbitos de la vida, durante al menos 6 meses. Se da inquietud e impaciencia, fatiga general, dificultad en concentrarse, irritabilidad, tensión muscular y alteraciones en el sueño.

Trastorno de estrés posttraumático

Cuando la persona ha experimentado un acontecimiento de mucho estrés y amenaza, y posteriormente se reexperimenta persistentemente en recuerdos, sueños, visiones… La persona intenta evitar continuamente estímulos asociados al trauma y no responde de forma natural a los estímulos que recibe.

Trastorno ansiedad social (fobia social)

Se trata de experimentar un temor acusado y persistente que se desencadena ante una o más situaciones sociales en las que la persona se siente evaluada o expuesta a desconocidos y que no son de su confianza.

Fobias específicas

Se vive un temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específica como volar, algún animal, ver sangre, etc.

Agorafobia

Se trata de la ansiedad que aparece cuando la persona se encuentra en lugares o situaciones donde no puede escapar (porque es difícil o embarazoso), o no dispone de ayuda.

Ataque de pánico

También se le llama crisis de ansiedad o crisis de angustia, y se trata de la aparición temporal y aislada de miedo y malestar intenso, junto con síntomas físicos como palpitaciones, escalofríos, sudoración, opresión en el pecho, etc., que se inician de repente y se expresan intensamente durante los primeros diez minutos.

Consecuencias de los trastornos de ansiedad más comunes

Los trastornos de ansiedad pueden alterar gravemente el día a día de las personas, por lo que puede conllevar a tener afectaciones en la calidad de vida como:

  • Baja autoestima
  • Problemas para ser asertivo
  • Diálogo interno negativo
  • Hipersensibilidad a las críticas
  • Habilidades sociales deficientes
  • Aislamiento y relaciones sociales difíciles
  • Logros académicos y profesionales deficientes
  • Abuso de sustancias, por ejemplo, beber demasiado alcohol
  • Suicidio o intentos de suicidio

Estrategias para prevenir los trastornos de ansiedad

  1. No menosprecies los síntomas. Pide ayuda enseguida que identifiques alguno de ellos. Recuerda que no hay remedios fáciles ni rápidos, y la terapia es la mejor alternativa si no encuentras una salida.
  2. Aprende a reconocer las señales que disparan tu ansiedad. A veces la ansiedad abruma y puede no ser fácil identificarlas. En este caso, pide ayuda a una profesional.
  3. Evita situaciones de estrés. Por supuesto, los contextos estresantes activan la ansiedad y puede transformarse en un trastorno si este estrés no está controlado.
  4. Aprende a respirar. Aunque se trata de algo que hacemos sin pensar, no siempre respiramos de una forma adecuada. Cuando lo hacemos, promovemos la activación del sistema nervioso parasimpático la que ayuda a recuperar la calma.
  5. Inicia terapia para identificar las causas y ver el alcance de la intensidad de tu ansiedad, y conseguir la autoregulación emocional.

Cuándo pedir ayuda y tratar los trastornos de ansiedad

  • Si sientes que los síntomas de la ansiedad aumentan cada día o si no desaparecen, entorpeciendo la posibilidad de afrontar tu día a día como lo hacías antes.
  • Si estás evitando situaciones concretas por miedo a que presentes crisis de ansiedad.
  • Si no eres capaz de hacer nada para controlar los miedos, las preocupaciones o los síntomas físicos, aun habiendo intentado otras salidas.
  • Si los síntomas han provocado que pidas la baja laboral o lo estés planteando.
Si te encuentras viviendo alguno de estos problemas, te acompañaré a lidiar con ellos para dejar de sentir malestar.
Puedes pedir cita aquí.

Preguntas frecuentes sobre trastornos de ansiedad

1¿Cómo afrontar un ataque de ansiedad o crisis de pánico?
En una crisis de ansiedad o de pánico, los síntomas fisiológicos de la ansiedad llegan de golpe, de forma que el miedo y el malestar arrebatan tu paz rápidamente. Es importante conocer estrategias para gestionar estos momentos, teniendo en mente siempre que es algo que va a durar poco y que poniendo la atención en recuperar la calma va a ir pasando.
2¿Cómo gestionar el estrés?
El estrés tiene generalmente un motivo de existir. Es por este motivo que lo que hay que abordar es la problemática que fomenta tu estrés. Sea cual sea, puedes acompañarte de una profesional para no estar solo/a ante la amenaza que estás experimentando. Juntos encontraréis estrategias efectivas para sobrellevar la situación estresante.

Reserva tu cita

A través de este formulario puedes hacer llegar cualquier duda que tengas. Si ya te has decidido, agendaremos la primera visita según tu disponibilidad.

    Nombre*

    Email*

    Teléfono*

    ¿Qué terapia quieres realizar?*

    ¿Cuándo quieres realizar la terapia?*

    ¿En qué te puedo ayudar?